NUESTROS VALORES

Nosotros valoramos…

LA BÚSQUEDA DE DIOS

Tenemos hambre de experimentar la presencia de Dios, oír su voz y seguirle con fuerza.

LA BIBLIA

Creemos que la Biblia es la inspirada palabra de Dios. Deseamos compartirla de una manera práctica e inspiradora. Nuestro objetivo es oír y obedecer la palabra de Dios… ser “hacedores de la palabra” quienes estamos siendo transformados a la semejanza de Cristo.

SER GUIADOS POR EL ESPÍRITU

Damos honor a Jesús como nuestra Cabeza y al Espíritu Santo como Consejero de nuestras vidas y de nuestra iglesia. Intentamos responder activamente a la dirección diaria del Espíritu Santo en nuestras vidas y ministerios personales y en la iglesia local. 

LA ORACIÓN

Creemos que la oración es esencial, porque es nuestro principal medio de comunión con Dios, para nuestras vidas y ministerios personales y para la iglesia local. 

LA SENCILLEZ

No queremos hacer nada por «efectos religiosos» sino funcionar de forma natural, discreta, sin exageración.  Deseamos realizar el ministerio de Cristo con alegría.

EL DISCIPULADO

Nuestro propósito es animar a todos los creyentes a creer las palabras de Jesús, obedecer sus mandamientos y hacer sus obras. Primero aspiramos nosotros a crecer como discípulos de Cristo y luego a  hacer otros discípulos. 

EL REINO DE DIOS

Nuestro objetivo es movernos con las señales que corresponden al cumplimiento presente del reino, invocando la presencia poderosa del Espíritu, ministrando a través de los dones del Espíritu, y observando las obras maravillosas de Dios.

LA MISERICORDIA DE DIOS

Creemos que la misericordia es fundamental para todo lo que Dios hace en la salvación. Por tanto, nosotros aspiramos a tener misericordia unos con otros y con todos aquellos a quienes ministramos.

LA INTEGRIDAD

Para nosotros  es importante decir la verdad, obrar honradamente y vivir con rectitud.

AL LIDERAZGO QUE SIRVE

Creemos que Cristo ha puesto una autoridad de liderazgo importante en manos de los líderes.  Valoramos liderar en equipo. Nuestro propósito es ejercer la autoridad con humildad, sin egoísmo, con gracia, cuidando a la gente que pertenece a nuestra iglesia, y con un sincero deseo de edificar el cuerpo de Cristo.

SER COMO CRISTO

Deseamos que a través del poder del Espíritu Santo el amor, misericordia, gracia, verdad, pureza, poder e integridad de Jesús brillen a través de todo lo que somos y hacemos.

AL INDIVIDUO

Creemos que todos estamos hechos en la imagen de Dios, por lo tanto nos respetamos los unos a los otros sin tener en cuenta nuestra género, edad, estado civil o social. Queremos posibilitar y apoyar las relaciones maduras y el crecimiento de la familia.

LAS RELACIONES

Nos sentimos honrados por cada persona que Dios añade a esta Iglesia.  Nuestro objetivo es trabajar juntos para edificar la Iglesia manteniendo el respeto mutuo, una comunicación abierta, máxima colaboración, creyendo y hablando lo mejor unos de otros.

LA UNIDAD

Estamos  convencidos que todos los que pertenecen a Cristo son uno en su cuerpo, la Iglesia. Nuestro objetivo es mantener la unidad honrando a todos los que invocan el nombre de Jesús y buscando la reconciliación con todas las partes de la Iglesia.

EL SER NATURALMENTE SOBRENATURAL

Nuestro objetivo es andar en el Espíritu y ver las verdaderas obras sobrenaturales de Dios. También es nuestro objetivo funcionar en el plano natural, basándonos en la dirección de Dios junto con una forma de pensar excelente con los demás.

LA CORRIENTE CULTURAL

Nuestro objetivo es desarrollar un ambiente relajado, y hablar, actuar y vestir de forma que nuestra cultura pueda responder positivamente. Por ejemplo, reflejamos este valor por medio de la música de adoración en un estilo popular.